Reinvent the Class ¿Aula del futuro o del presente?

El aula del futuro cada vez más cerca, casi podemos hablar ya, del aula del presente. HP, Intel, Microsoft y Smart nos traen el proyecto Reinvent the Class.

Cuando hablamos del aula del futuro todos imaginamos un aula llena de robots, ordenadores, realidad virtual, totalmente tecnológico, ¿verdad? Pero con eso solo no basta, la tecnología por sí sola no nos va a llevar al futuro, necesitamos reinventar la clase, basar la educación en la personalización de cada alumno, con el profesor como guía del camino. Así nace el proyecto Reinvent the Class (RTC) de HP, Intel, Microsoft y Smart, donde ya no hablamos del aula del futuro, sino del aula del presente. ¿Quieres saber en qué consiste?

El aula RTC está equipada con la tecnología más vanguardista y únicamente se necesita un docente motivado que lleve a sus alumnos al futuro a través de la creación y la experimentación. A diferencia de los espacios tradicionales, en esta aula se respira creatividad, experimentación, innovación… pero sobre todo se respira aprendizaje. Gracias a su distribución y equipamiento es ideal para poner en práctica metodologías participativas, sobre todo aquellas que permitan que nuestros alumnos aprendan experimentando de forma conjunta, cooperando o colaborando. Esto es posible en gran medida a una de las piedras angulares del proyecto, la Filosofía Maker, de la mano HP Sprout. Un dispositivo que permite a los alumnos diseñar, crear y personalizar el mundo que les rodea, ya que HP Sprout con su escáner 3D conecta el mundo físico con el digital.

Pero, ¿Por qué elegir este tipo de aula?

Porque los alumnos serán capaces de desarrollar el pensamiento creativo, la experimentación, la motivación y el aprendizaje abierto, personalizado, y autónomo.

La libertad y la creatividad están presentes en el proceso de enseñanza-aprendizaje, por lo que se abren las puertas hacia metodologías más participativas, sobre todo a aquellas que permitan que los alumnos aprendan experimentando con el entorno, creando y colaborando. Además, a la vez que los estudiantes investigan y experimentan, construyen sus propios conocimientos, lo que sitúa al alumno como dueño de su propio aprendizaje, pasando de ser consumidores a creadores de su propio contenido.

 

Como puedes ver, el aula RTC es un lugar para soñar, investigar, diseñar y crear, pero sobre todo para APRENDER.

Permanece atento, próximamente te contaremos más cosas sobre el aula del futuro.

Las instituciones educativas confían en nosotros

195

Centros Transformados

+41

Aulas ATECA proyectadas

+25k

Docentes Formados

+85k

Horas de formación

225

Eventos Educativos

Contacta con nosotros

GET A QUOTE

We'll do everything we can to make our next best project!

SUBIR